miércoles, 20 de junio de 2018

1989- LOS CANTOS DE HYPERION - Dan Simmons (2)


(Viene de la entrada anterior)

La cuarta historia, “El Río Leteo Sabe Amargo”, es la más conmovedora de las seis. Aunque está narrada por el erudito judío Sol Weintraub, en realidad trata tanto de él como de su hija, Rachel, una joven arqueóloga que se internó en las Tumbas del Tiempo treinta años atrás y que a causa de las mareas entrópicas contrajo una extraña enfermedad, la dolencia de Merlín: A partir de ese momento, Rachel ha ido viviendo “al revés”, esto es, rejuveneciendo día a día y perdiendo los recuerdos de la jornada anterior. En el momento en que transcurre la acción principal, a Rachel la separan ya sólo unos días de su muerte/nacimiento y Sol tiene la esperanza de que el encuentro con el Alcaudón revierta la situación.

jueves, 14 de junio de 2018

1989- LOS CÁNTICOS DE HYPERION – Dan Simmons (1)


El término “space opera” fue acuñado por Wilson Tucker en 1941 con una connotación despectiva hacia los clichés de las ficciones pulp interestelares generadas a partir del serial “La Alondra del Espacio” (1928) de E.E. “Doc” Smith y escritas por autores como Edmond Hamilton, Jack Williamson, John W.Campbell y sus innumerables imitadores a comienzos de los años treinta. Fue siempre el subgénero menos respetado de la CF, en parte por su estilo rudimentario y formato episódico escasamente estructurado, pero también y especialmente después de 1945, porque su subtexto imperialista y su celebración del poder destructor de las tecnologías futuristas parecía algo embarazosamente juvenil para un género que se encontraba buscando el reconocimiento no sólo literario sino como autoridad en la proyección científica y tecnológica.

domingo, 10 de junio de 2018

2002- S1M0NE – Andrew Niccol


En el corazón del método científico está la observación empírica, observación de las evidencias y consecuencias de un determinado fenómeno. En 1965, Gordon E.Moore, confundador del gigante de la electrónica Intel, demostró su capacidad en este sentido cuando escribió para la revista “Electronics” que el número de transistores por pulgada que contenía un circuito integrado se había doblado cada año desde que éste se inventó y que esa tendencia continuaría en el futuro previsible. Esta curva de crecimiento exponencial en la densidad de datos que podía manejar un circuito se ha ido efectivamente manteniendo durante décadas desde entonces. Tan buena fue su predicción que ese fenómeno tecnológico ha recibido el nombre de Ley de Moore, una regla que luego se invocaría para otros desarrollos en el terreno de la informática como la velocidad de computación y transmisión de datos o la capacidad de las redes.

sábado, 9 de junio de 2018

NUEVO PROGRAMA DE LOS RETRONAUTAS - ALFRED BESTER


Nuestra cuadragésimo cuarta entrega va dedicada, de nuevo, a uno de los grandes autores clásicos de la CF: Alfred Bester, autor de dos de las obras más memorables del género: "El Hombre Demolido" y "Las Estrellas Mi Destino". Puedes escucharlo en este enlace de Ivox.

Síguenos y contacta con nosotros a través de Facebook en https://www.facebook.com/retronautas o Twitter en @losretronautas.

.

miércoles, 30 de mayo de 2018

1999- EXISTENZ – David Cronenberg


En 1996, la moda entre las películas de CF de aquel año fue la de invasiones alienígenas; en 1997 le tocó el turno a las películas de desastres con volcanes; el año siguiente fueron las colisiones de asteroides con la Tierra y “reality shows” más reales que la vida. La tendencia para 1999 fue la de la Realidad Virtual. Aquel año los fans pudieron ver “Matrix”, “Nivel 13”, la breve serie de televisión producida por Chris Carter, “Harsh Realm”; e incluso una película de corte religioso como “Revelación”, en la que también se introducía el tema de los entornos virtuales. A esta lista hay que añadir uno de sus representantes más extraños, desconcertantes y oscuros: “eXistenZ”, dirigido por David Cronenberg.

sábado, 26 de mayo de 2018

1939 -BARRERA SINIESTRA- Eric Frank Russell



Astounding Science Fiction” fue sin duda la revista pulp señera en el periodo que se ha dado en llamar “Edad de Oro de la Ciencia Ficción”. Pero no fue ésta la única publicación de temática fantacientífica editada por John W.Campbell bajo el poderoso sello Street & Smith. Dieciocho meses después de hacerse cargo de aquélla, Campbell lanza “Unknown” en marzo de 1939, con cadencia mensual hasta diciembre de 1940 y luego bimensual desde febrero de 1941 hasta octubre de 1943, momento en que fue cancelada a causa de la escasez de papel durante la Segunda Guerra Mundial.

martes, 8 de mayo de 2018

1997- HORIZONTE FINAL – Paul Anderson


Los últimos años noventa del siglo pasado fueron un momento peculiar para el cine de género en su vertiente más mayoritaria. A comienzos de esa década se produjo una revolución en los efectos especiales generados por ordenador gracias a películas como “Terminator 2” (1991), “El Cortador de Césped” (1992) o “Parque Jurásico” (1933). Al rápido abaratamiento de los efectos digitales se sumó una época de bonanza financiera en los estudios de Hollywood en la que parecía haber dinero sin límites para invertir en carísimos decorados, efectos y acción sin fin. La cosa culminó en la carísima y pasadísima de presupuesto “Titanic” (1997), de James Cameron, al que todo el mundo auguraba un fiasco. El caso es que los guionistas no parecieron llevarse su parte del pastel y tras el bombardeo de sofisticados efectos visuales que exhibían muchas películas, las historias no estaban ni mucho menos a la altura. Y en esta tendencia es donde entra “Horizonte Final”.