sábado, 14 de septiembre de 2019

1984- TERMINATOR - James Cameron (2)


(Viene de la entrada anterior)

Por supuesto, el otro elemento importante presente en “Terminator” es la figura del androide asesino prácticamente invencible. No tardaría en convertirse en un cliché tedioso de muchísimos híbridos de CF/Acción encuadrados en la serie B, a menudo manejando el concepto con más torpeza y menos efecto terrorífico que en la película de Cameron. Aunque es necesario matizar que, técnicamente, el Terminator no puede calificarse ni de robot ni de androide sino de ciborg por cuanto la piel que recubre su exoesqueleto metálico es tejido humano vivo. En este punto de la ciencia ficción cinematográfica, ya no era suficiente poner en pantalla una máquina asesina para inquietar al espectador. El mezclar lo artificial con lo orgánico añadió una capa extra de repulsión y terror.

viernes, 13 de septiembre de 2019

1984- TERMINATOR – James Cameron (1)


No fue hasta la década de los noventa que Internet cobró “vida”. El 6 de agosto de 1991, el principal laboratorio de Física de Partículas del mundo, el CERN, en la frontera entre Francia y Suiza, publicó los resultados de un proyecto de dos años de duración liderado por Tim Berners-Lee y conocido como la World Wide Web. Su objetivo era la integración efectiva y accesibilidad de información por una pluralidad de usuarios. Fue una solución al problema del volumen y complejidad de datos que procesaba el CERN y su necesidad de compartirlos con científicos de todo el mundo en tiempo real. Berners-Lee unificó una serie de tecnologías ya existentes (el hipertexto, códigos de lenguaje, Internet) y lo convirtió en algo útil, de fácil manejo, global…y gratuito.

domingo, 8 de septiembre de 2019

2012- DREDD – Pete Travis


El Juez Dredd es el personaje más famoso de la revista semanal británica “2000 A.D.”, una creación del guionista escocés John Wagner y el dibujante español Carlos Ezquerra. Desde su primera aparición en 1977, en el segundo número de la publicación, Dredd ha sido una presencia constante en ella. Inicialmente, el futuro en el que vivía este peculiar policía era una vuelta de tuerca satírica al universo moral de “Harry el Sucio”. Con el paso de los años y los autores, ese futuro fue ampliándose y matizándose pero sin perder ese espíritu de humor negro basado en los valores totalitaristas y maniqueos que defendía el Juez. Hacia finales de los años ochenta Dredd ya era uno de los grandes “héroes” del comic mundial y el único personaje de “2000 A.D.” en saltar a la fama internacional, llegando a protagonizar comics donde cruzaba su camino con Batman, Aliens o Predator.

viernes, 6 de septiembre de 2019

Los Retronautas - 53 - Robert A. Heinlein en los años 40 y 50. Novelas juveniles y otras cosas.


En nuestro segundo monográfico dedicado a Robert A. Heinlein comentamos varias de sus obras de su primera época, editadas durante los años 40 y 50. De sus obras juveniles nos centramos en: "Cohete Galileo", "El granjero de las estrellas", "Ciudadano de la Galaxia" y "Consigue un traje espacial: viajarás". De sus obras destinadas a publico adulto comentamos: "Sexta columna", "Más allá del horizonte", "Puerta al verano" y "Estrella doble". Pertenecerían a este periodo "Amos de títeres" y "Tropas del espacio" pero estas ya fueron tratadas en programas anteriores (31 y 28 respectivamente) por lo cual para no repetirmos os recomendamos escuchar éstos.

Podéis descargar el programa o escucharlo online en este enlace

miércoles, 4 de septiembre de 2019

2013- THE HOST: LA HUÉSPÈD – Andrew Niccol


The Host (no confundir con la película surcoreana de monstruos de 2006) fue la primera adaptación de un libro de Stephenie Meyer ajeno a su saga juvenil de vampiros, que fue llevada a la pantalla en cinco películas entre 2008 y 2012. El director fue el neocelandés Andrew Niccol, uno de los realizadores más personales en el ámbito de la CF y que ha firmado títulos como “Gattaca” (1997), “S1m0ne” (2002), “In Time” (2011) o “Anon” (2018), además del guión de “El Show de Truman” (1998).

domingo, 1 de septiembre de 2019

1934-LOS PRIMEROS COMIC BOOKS DE CIENCIA FICCIÓN (y 2)


(Viene de la entrada anterior)

Aunque muchos héroes espaciales iban acompañados de su correspondiente sidekick, otros eran de la modalidad silenciosa, apartados tanto de la compañía humana como de la alienígena. El más duro de entre estos pioneros detectives y policías espaciales fue Spacehawk, “un poderoso lobo solitario, campeón de la ley y el orden por todo el espacio interplanetario” (“Target Comics”, junio 40). En sus primeras aventuras, Space Hawk llevaba una máscara y actuaba como una especie de vigilante (“un sobrehumano enemigo del crimen que golpea sin avisar”). Sus misteriosas identidad y poderes (“Puedo leer los pensamientos malvados como si fueran un libro”) llenaban de miedo y terror el corazón de sus enemigos. Spacehawk fue una especie de pistolero siniestro, una versión oscura de Flash Gordon y Buck Rogers.

sábado, 31 de agosto de 2019

1934-LOS PRIMEROS COMIC BOOKS DE CIENCIA FICCIÓN (1)


Durante los años de la Gran Depresión, muchos padres norteamericanos acostumbraban a leer en voz alta a sus hijos las páginas de comic dominicales de los periódicos. Los niños, a su vez, recortaban y pegaban sus tiras y páginas favoritas en álbumes caseros con los que poder disfrutar de las aventuras de sus héroes una y otra vez. Era cuestión de tiempo que algún avispado empresario tomara nota y ofreciera el producto equivalente. En 1934, la Eastern Color Printing empezó a reeditar algunas de las más populares series de comic en un formato que hoy conocemos como comic-book, destinado a su venta en establecimientos minoristas junto a los periódicos, revistas y publicaciones pulp. El título de esta nueva cabecera fue “Famous Funnies” y nació en mayo de 1934 para dar a sus lectores la oportunidad de releer por segunda vez las peripecias de “Joe Palooka”, The Bungle Family”, “Tailspin Tommy” o “Hairbreadth Harry”.