domingo, 30 de diciembre de 2018

1998- DARK CITY – Alex Proyas


Quién soy, dónde estoy y hacia dónde me dirijo son preguntas nucleares de la filosofía occidental y, como no podía ser menos, obsesiones para la ciencia ficción más intelectual, que nunca ha sido remisa a inspirarse en el buen material para sus historias venga de donde venga. Al fin y al cabo, son cuestiones filosóficas que llevan implícita una narrativa porque una de las mejores formas de reflexionar sobre ellas es plantear experimentos ficticios que nos revelen las consecuencias de variar radicalmente nuestras vidas, nuestra realidad, y cómo nos sentiríamos en el momento preciso de descubrir que todo ha cambiado. Y ello, por definición, es una historia.

Pocos han sido los filósofos que han reconocido tomar conceptos e ideas de la CF. En cambio, muchos de los temas que aborda ésta sí tienen orígenes filosóficos, como es el caso de la Disonancia Cognitiva, que a finales del siglo XX inspiró un buen puñado de películas destacables como “Abre los Ojos” (1997), “El Show de Truman” (1998), “eXistenZ” (1999), “Matrix” (1999), “Nivel 13” (1999)…o la que ahora nos ocupa, “Dark City”.

martes, 25 de diciembre de 2018

1983- ADOLPHUS CLAAR – Yves Chaland


Yves Chaland fue uno de los autores de comic más prometedores de los años 70 y 80. Formó parte de la segunda generación de la escudería de la revista “Metal Hurlant” junto a Serge Clerc, Ted Benoit o Luc Cornillon y participó en la recuperación y renovación de lo que el holandés Joost Swarte en 1977 denominó “Línea Clara”. Se trataba éste de un estilo, de una forma de enfocar, narrar y dibujar las historietas cuyo máximo exponente era Hergé pero que parecía estar en claro retroceso ante el empuje de nuevos autores más provocadores, psicodélicos y pretendidamente adultos. Es más, la línea clara fue entonces duramente atacada por muchos al considerarla asociada a un tipo de comic caduco, poco sofisticado y de orientación infantil-juvenil. Yves Chaland fue quien marcó la diferencia y a quien hoy se reconoce el inmenso mérito de, yendo contracorriente, hacer avanzar el posmodernismo en los comics a base de tomar elementos del clasicismo franco-belga de los comics y, sin dejar de respetarlos, proponer una inversión de sus valores humanistas.

sábado, 22 de diciembre de 2018

1994- STARGATE – Roland Emmerich


“Stargate” fue uno de los primeros éxitos del director alemán Roland Emmerich, cuya vocación inicial había sido la de diseñador de producción hasta que “Star Wars” se cruzó en su camino. A partir de ese momento centró todos sus esfuerzos en abrirse paso como realizador, cambiando su especialidad en la Universidad de Cine y Televisión de Munich por la de director. Como tesis final de sus estudios escribió y dirigió en 1981 “El Principio del Arca de Noé”, que consiguió colarse en el Festival de Cine de Berlín en 1984. A partir de ese punto y tras crear una productora, Centrópolis, junto con su hermana Ute, firmó otras películas de género en su país como “El Secreto de Joey” (1986), “El Secreto de los Fantasmas” (1987) o “Estación Lunar 44” (1990).

jueves, 20 de diciembre de 2018

2014- EL AMANECER DEL PLANETA DE LOS SIMIOS – Matt Reeves



Bastante antes de que “Star Wars” (1977) cambiara para siempre la ciencia ficción y su fandom, antes de las inundaciones masivas de merchandising derivado de franquicias cinematográficas, antes siquiera de acuñarse el término “universo expandido”, existió “El Planeta de los Simios”.

domingo, 16 de diciembre de 2018

1989-LOS CANTOS DE HYPERION – Dan Simmons (y 4)


(Viene de la entrada anterior)

Reseñar la última entrega, “El Ascenso de Endymion”, resulta bastante complicado si no se quiere entrar en el terreno de los spoiler ya que aquí es donde se llevan a término todas las tramas planteadas en el volumen precedente y se dan respuestas verdaderamente sorprendentes e imaginativas a los enigmas presentados a lo largo de toda la saga.

sábado, 15 de diciembre de 2018

1989-LOS CANTOS DE HYPERION – Dan Simmons (3)


(Viene de la entrada anterior)

Para entender y disfrutar del segundo ciclo de “Los Cantos de Hyperion”, compuesto por dos novelas, es necesario haber leído previamente el primero. De hecho, ha habido quien ha cuestionado la necesidad de continuar aquella obra dado que allí se ofrecía un buen final sin apenas cabos sueltos. Ciertamente, no vamos a encontrar aquí el nivel prosístico, la sofisticación narrativa ni la compleja construcción de un universo por los “Hyperion” fue alabada y premiada. Es, supongo, la maldición de las secuelas, cuyo objetivo suele ser el continuar con lo ya creado anteriormente sin la misma frescura, energía ni ambición creativa. Pero no puede decirse ni mucho menos que “Endymion” (1996) y “El Ascenso de Endymion” (1997) sean libros aburridos o mal escritos. Sencillamente, no están a la misma altura del primer ciclo y no sorprenden de la misma manera, pero aún así constituyen una lectura entretenida.

jueves, 13 de diciembre de 2018

1997- ABRE LOS OJOS – Alejandro Amenábar


El director y guionista español de ascendencia chilena Alejandro Amenábar saltó de lleno a la palestra internacional en 2001 con una magnífica película de fantasmas, “Los Otros”. Pero ya antes había demostrado su capacidad para abordar cine de género sorprendiendo e inquietando al público con historias difícilmente olvidables una vez vistas. A los 23 años dirigió “Tesis” (1996), un thriller sobre películas snuff que exploraba la fina línea entre la violencia real y la ficticia. También sobre dualidades versó su segunda película, de nuevo con guión propio –junto a Mateo Gil-, y que aún cosechó más éxito: “Abre los Ojos”.

lunes, 10 de diciembre de 2018

1982- EL RAÍL - Schuiten y Renard


Sobre los inicios de Schuiten en el mundo del comic ya hablé en la entrada dedicada a una de sus primeras obras, “Las Medianas de Cymbiola” que, como ya indiqué, fue escrita por su profesor de comic, Claude Renard, en el prestigioso Instituto Saint Luc, una escuela de artes bruselense a la que el artista asistía a mediados de los setenta. “El Raíl” fue la segunda entrega fruto de esa colaboración, serializada como la anterior en la revista “Metal Hurlant”, a la sazón la mejor cabecera del mundo en lo que se refería al comic de ciencia ficción. (Ambas historias pueden encontrarse hoy compiladas en un álbum bajo el título de “Metamorfosis”).

domingo, 9 de diciembre de 2018

2008- MONSTRUOSO – Matt Reeves


La idea de una criatura de enormes dimensiones –ya sea de origen alienígena o mutada por la radioactividad- que reduce a escombros una gran ciudad ha sido un subgénero trillado de la CF desde hace casi setenta años –cien si contamos a “King Kong” (1933). Pero en 2008, aparece una película que actualiza el tema abordándolo de una forma algo distinta a la entonces tradicional: en lugar de ver a la criatura desde una perspectiva cenital causando la devastación a su paso, la cámara desciende a nivel del suelo adoptando el punto de vista de los humanos víctimas del caos; y en vez de una cámara omnipresente, la filmación la realiza uno de los personajes implicados en la acción con una cámara doméstica.

jueves, 6 de diciembre de 2018

1951-TALES OF TOMORROW


En los años cincuenta, la creciente fascinación de la sociedad norteamericana por el Espacio y el simultáneo temor a la guerra nuclear global hallaron ambos reflejo en las ventas de las revistas pulp de ciencia ficción. Hacia 1953, los quioscos ofrecían una amplia variedad de treinta y cinco cabeceras dedicadas en mayor o menor medida a la CF, publicadas en papel barato y adornadas con llamativas portadas en color. Fue también aquel el momento en el que el ambiente propicio a ficciones del futuro facilitó su edición directa en libros en rústica sin la hasta entonces acostumbrada serialización en revista. Y, por supuesto, este éxito en el medio impreso no pasó desapercibido para los productores de Hollywood, que a partir de 1950, sacaron a la CF del congelador en el que la habían colocado tras los fracasos de los años treinta y empezaron a otorgarle financiación. La radio también tenía programas como “Dimension X” (1950-1951) y “X-Minus One” (1955-58). Y luego estaba la recién llegada al mundo del entretenimiento, la televisión.

martes, 4 de diciembre de 2018

2004- ¡OLVÍDATE DE MÍ! – Michel Gondry


Si se les pregunta a los especialistas en Philip K.Dick cuál es el cineasta cuya sensibilidad mejor sintoniza con la del famoso escritor, es muy posible que piensen en Charlie Kaufman, uno de los más brillantes y originales guionistas de los últimos veinte años. Empezó a llamar la atención ya desde su primer guión cinematográfico filmado, la divertida y surrealista “Cómo Ser John Malkovich” (1999), dirigida por Spike Jonze. Después, escribió el debut como realizador de George Clooney, “Confesiones de una Mente Peligrosa” (2002) antes de volver a asociarse con Jonze en la igualmente original “Adaptation” (2002), que empezó como una traslación literal del libro “El Ladrón de Orquídeas” (2002) antes de metamorfosearse a mitad de metraje en un maravilloso ejercicio de metaficción sobre los problemas de bloqueo del propio guionista y su relación con su hermano (ambos interpretados fantásticamente por Nicolas Cage).

lunes, 3 de diciembre de 2018

LOS RETRONAUTAS - HUMANOIDES ASOCIADOS, METAL HURLANT Y HEAVY METAL


En nuestra cuadragésimo séptima edición nos metemos con una de las escuelas de cómic que más influyeron en la C-F, la de Los Humanoides Asociados. Hablamos de la historia editorial, de sus principales autores (en especial Moebius, Druillet y Bilal) y la película Heavy Metal de 1981.

Podeis encontrar el programa en este enlace.

sábado, 1 de diciembre de 2018

2013- OBLIVION – Joseph Kosinski


Joseph Kosinski surgió de la nada en el mundo del cine a partir de la secuela que dirigió para Disney de un antiguo fracaso del estudio al que el tiempo había convertido en un film de culto: “Tron” (1982). Sobre “Tron: Legacy” (2010) ya hablé en su respectiva entrada así que baste decir ahora que aunque no satisfizo a muchos fans desde el punto de vista creativo y argumental, sí hizo de Kosinski un nombre a seguir, especialmente porque se le relacionó con proyectos de relevancia, casi todos remakes que nunca terminaron de cuajar, como el de “La Fuga de Logan” (1976), “20.000 Leguas de Viaje Submarino” (1954) o “El Abismo Negro” (1979).

miércoles, 28 de noviembre de 2018

RICHARD POWERS



Robert de Graff comenzó la revolución de los libros en rústica en Estados Unidos con su serie Pocket Books en 1939. La suya fue una iniciativa pionera porque la mayoría de sus colegas editores se reían entonces de la idea de que sus lectores más ilustrados pudieran emplear su tiempo leyendo libros en formato rústica de géneros populares y además no sentir vergüenza por ello. Pero en los años cincuenta las cosas habían cambiado lo suficiente como para que aquellos mismos editores ganaran mucho dinero explotando ese mismo mercado antes despreciado. Fue el caso de Jason Epstein en Doubleday e Ian y Betty Ballantine en Ballantine Books.

domingo, 25 de noviembre de 2018

1970- COLOSSUS: EL PROYECTO PROHIBIDO – Joseph Sargent


Las películas de los años setenta tenían auténtico pavor a que la capacidad de los ordenadores les permitieran suplantarnos en la vida cotidiana, imaginando escenarios de pesadilla en los que el hombre perdía el libre albedrío y cedía su lugar a máquinas frías y sin sentimientos. Naturalmente, parte de ese temor era una derivada de la propia Guerra Fría dado que el avance en informática era un componente en la estrategia de desarrollo de los arsenales de ambas superpotencias. Según muchos militares y estrategas, un acto humano podría sumir en el holocausto nuclear a millones de personas, ya fuera por error involuntario o llevado por una personalidad paranoide; por tanto, cuanto más dependiera el sistema de defensa y ataque de los ordenadores, mejor. Naturalmente, ese argumento era cuestionado por la ciencia ficción en su vertiente más ludita: ¿Acaso podíamos confiar totalmente en que las máquinas no cometieran errores? En “Colossus: El Proyecto Prohibido” se explora precisamente eso: las consecuencias de delegar la responsabilidad sobre nuestro destino a una máquina diseñada por técnicos que, imbuidos de soberbia, piensan que nada puede fallar.

martes, 20 de noviembre de 2018

2007- CARTHAGO – Christophe Bec y varios


El de Mundos Perdidos fue un subgénero inmensamente popular en la literatura de aventuras y ciencia ficción allá por el siglo XIX y principios del XX, cuando todavía se estaba en pleno proceso de descubrir nuestro planeta, conquistando sus cimas y tocando sus rincones más inaccesibles. Los exploradores de la vida real eran celebridades tanto científicas como sociales, individuos inquietos, curiosos, carismáticos y experimentados que fascinaban a la opinión pública. No es de extrañar que la ficción creara sus propias versiones para zambullirlos en aventuras todavía más fantásticas que las de encontrar las fuentes del Nilo o llegar al Polo Sur. Ahí tenemos a Julio Verne, H.Rider Haggard, Joseph Conrad o Arthur Conan Doyle que, entre muchos otros, legaron a la literatura insignes exploradores de tinta y papel. Pero conforme avanzaba el siglo XX, los mapas se fueron rellenando, los medios e infraestructuras de transporte mejoraron y el cine facilitó el acceso del público a lugares hasta entonces inaccesibles. La aventura de explorar, de imaginar maravillas tan grandes como el riesgo de descubrirlas, hubo de salir de nuestro planeta para trasladarse a otros mundos poblados por criaturas tan exóticas para nosotros como en su momento lo fue el canguro o el hipopótamo para nuestros antepasados. Lo que la Aventura perdió en la literatura y el cine, lo ganó la Ciencia Ficción.

jueves, 15 de noviembre de 2018

2011- PAUL – Greg Mottola


Los británicos Graeme Willy (Simon Pegg) y Clive Gollings (Nick Frost) son dos amigos de la infancia e incondicionales fans de la ciencia ficción que viajan a Estados Unidos para cumplir su antiguo sueño: asistir a la Comic Con de San Diego y recorrer en caravana el sudoeste de Estados Unidos visitando los más famosos lugares relacionados con los avistamientos ovni. Una noche, mientras conducen por las solitarias carreteras de Nevada, cerca del Área 51, se estrella un coche frente a ellos. Cuando acuden a ayudar, se encuentran un pequeño alienígena verde-grisáceo que no sólo se dirige a ellos en perfecto inglés sino que demuestra un poco común desparpajo e ingenio. Se presenta como Paul y les suplica que le lleven con él porque su vida está en peligro.

jueves, 8 de noviembre de 2018

1942-MÁS ALLÁ DEL HORIZONTE - Robert A.Heinlein


Robert Anson Heinlein fue un autor de ciencia ficción social que no tuvo miedo a la hora de expresar sus opiniones políticas en sus novelas; opiniones que fueron variando con el tiempo y que incluso llegaron a defender posturas opuestas en distintas obras. Es cierto que mantuvo a lo largo de toda su vida una línea libertaria, pero su postura al respecto tenía poco que ver con el culto feroz al individualismo o un egoísmo solipsista.

En muchas de sus novelas y cuentos, como “Tropas del Espacio”, “Ruta de Gloria”, “Lógica del Imperio” o “Coventry”, Heinlein imaginó modelos futuristas de sociedad cortados según patrones que él consideraba más o menos deseables. Pero fue quizá en “Más Allá del Horizonte”, su segunda novela publicada por entregas en “Astounding Science Fiction” (la versión en libro debería esperar hasta 1948) donde con más claridad expresó sus preferencias.

sábado, 3 de noviembre de 2018

2018 – ANON – Andrew Niccol


Muchas de las mejores historias de ciencia ficción son aquellas que presentan un futuro en el que un cambio en nuestra realidad actual provoca profundas transformaciones en todos los ámbitos de la vida individual y colectiva. En el caso de la película que nos ocupa, se trata de un avance biotecnológico mediante el cual el cerebro y ojos de todas las personas están permanentemente conectados con el “éter”, entorno virtual que conserva todas esas grabaciones en forma de archivos con sus correspondientes metadatos. El que nadie pueda cometer un crimen sin quedar registrado ha creado una sociedad sin delitos. ¿Se ha conseguido por fin la tan ansiada utopía, un mundo en el que la gente pueda vivir segura y no se produzcan abusos de ningún tipo? Ni mucho menos.

jueves, 1 de noviembre de 2018

Nuevo programa de los Retronautas - Star Trash. El cine de explotación de Star Wars.



En esta segunda edición de El Tricorder recordaremos la emisión radiofónica de "La Guerra de los Mundos" de Orson Welles, de la cual se cumple el 80º aniversario.

Seguidamente nos centraremos en dar un buen repaso al cine de explotación que surgió a raíz del éxito de Star Wars. Para ello vamos a guiarnos usando el libro "La guerra de los clones. Más allá de Star Wars". Entrevistamos a Víctor, uno de sus autores que nos comentará como surgió y se elaboró el proyecto. Luego le daremos un repaso a algunas de las películas ayudados por los compañeros podcasters Albert "PR17", Antonio Monfort, Esther Oliva y Nuria Franco.


Podéis escuchar o descargar el programa en este enlace

domingo, 28 de octubre de 2018

2013- RIDDICK – David Twohy


Como ya comenté en las entradas anteriores dedicadas a la saga de Riddick, su creador y director, David Twohy es una de las esperanzas del cine de género mainstream norteamericano. Comenzó su carrera como guionista de películas como “Warlock, el Brujo” (1989), “Waterworld” (1995) o “Infiltrado” (2002) antes de debutar como realizador con un film sobre viajes temporales, “Huida a Través del Tiempo” (1992). Siguió una historia sobre invasiones alienígenas, “¡Han Llegado!” (1996), antes de conseguir un moderado éxito de crítica y público con “Pitch Black” (2000), del que ya hablé en su respectiva entrada. La película lanzó la carrera del entonces desconocido Vin Diesel, que de ahí pasó a la saga “A Todo Gas” (2001). Director y actor se reunieron de nuevo para la segunda aventura del personaje, “Las Crónicas de Riddick” (2004) saltando del terror y la supervivencia planetaria a la space opera oscura, un cambio que no satisfizo a muchos fans de la primera entrega. Tras años de conversaciones acerca de un tercer film, sobre el que repetidas veces se anunció ampliaría la mitología presentada en el segundo, Twohy y Diesel retoman en cambio el espíritu del primero para este sencillamente titulado “Riddick”.

jueves, 25 de octubre de 2018

1975- ARZACH – Moebius



A mediados de los años setenta, Jean Giraud ya acumulaba tras de sí más de una docena de años como dibujante de estilo clásico, sobre todo en el western “Blueberry”, escrito para el semanario “Pilote” por Jean Michel Charlier y que pronto se convirtió en una de las series de mayor éxito del comic europeo. Como habían hecho otros colegas de profesión, Giraud podría haberse conformado y vivir de esas sustanciosas rentas pero su espíritu inquieto le impelía a buscar nuevas formas de expresarse y ampliar los límites del comic como medio.

domingo, 21 de octubre de 2018

1976- EL GARAJE HERMÉTICO – Moebius


Jean Giraud es uno de los gigantes del comic mundial, un artista inquieto, que nunca se acomodó y que siempre, hasta su muerte en 2012, buscó cómo ir un paso más allá. A comienzos de los setenta afirmó: “Incluso cuando alcanzas un cierto nivel de éxito, aún existe ese deseo de romper las reglas establecidas y ser un poco delincuente”. Por aquel entonces, con treinta y pocos años, había alcanzado la fama gracias a su personaje más emblemático, “Blueberry”, un western escrito por Jean-Michel Charlier y que firmaba como Gir. Tras una década ilustrando las peripecias del indisciplinado teniente de caballería, Giraud sentía la necesidad de hacer algo nuevo e, inspirado por el comic underground norteamericano, el auge de la contracultura en el mundo artístico occidental y la efervescencia creativa que se respiraba en el comic francés de la época, esa inquietud produjo una dislocación de su personalidad artística.

jueves, 18 de octubre de 2018

1995- DÍAS EXTRAÑOS – Kathryn Bigelow


Podría ser el caso, con la perspectiva que da el tiempo, que el Ciberpunk termine por ser un caso ejemplar de lo que se ha venido en llamar “shock de futuro”, un término acuñado en 1970 en el libro del mismo nombre escrito por el filósofo y futurista Alvin Toffler. Con él se hacía referencia a la incapacidad psicológica de asumir demasiados cambios sociales en un corto plazo de tiempo. En el Ciberpunk hay dos ingredientes fundamentales: por una parte, un futuro cercano distópico e incierto construido como proyección del presente, un tiempo y un lugar en el que la sociedad –eminentemente urbana- se ha polarizado entre ricos y pobres y donde la tecnología de diseño elegante es utilizada por astutos cibercriminales. Y, en segundo lugar, el Ciberpunk mantiene una posición ambigua respecto a la tecnología como catalizador de transformaciones y avances pero también herramienta de esclavitud. Incluso obras de espíritu tan ludita como “El Cortador de Césped” (1992) o “El Chip Asesino” (1993), acaban torpedeando su propio mensaje al presentar el ciberespacio como una realidad visualmente irresistible.

El Ciberpunk es en buena medida un reflejo de los cambios que el mundo occidental experimentó a partir de comienzos de los ochenta. En esa década y la siguiente, el planeta atravesó más transformaciones económicas que en cualquier otro periodo de la Historia y, al mismo tiempo, se acercaba con rapidez a la revolución digital que introduciría cambios radicales en la forma en que nos comunicamos, la distribución de la información e incluso en nuestra forma de percibir la realidad. Tradicionalmente, la ciencia ficción distópica se ha basado en denunciar las tendencias sociales, económicas y/o políticas contemporáneas llevándolas al extremo. Por ello no puede sorprender que en los años noventa del siglo pasado, en un periodo de continuas y profundas transformaciones que tanto podían generar beneficios como perjuicios, la distopia quedara sustituid por el Ciberpunk, un subgénero siempre vacilante acerca de si fascinar u horrorizar con el tipo de futuros que los autores imaginaban de acuerdo a los parámetros antedichos. “Días Extraños” es un buen ejemplo de ello.

lunes, 15 de octubre de 2018

1947- MÁS VERDE DE LO QUE CREÉIS – Ward Moore


Ward Moore es uno de tantos escritores de ciencia ficción perdidos en la bruma del tiempo y la memoria de los aficionados. La mayor parte de su producción se concentró en la década de los cincuenta, cuando su trabajo se convirtió en uno de los pilares sobre los que se apoyó la entonces joven revista “The Magazine of Fantasy & Science Fiction” y su nombre se codeó en esa cabecera con otros tan ilustres como los de Richard Matheson, Daniel Keyes, Robert Heinlein o Brian Aldiss. Sin embargo, a pesar de que sus cuentos y novelas siempre eran bien recibidos por los lectores, nunca fue demasiado prolífico y su producción de ciencia ficción no superó la veintena de historias. De su media docena de novelas, la más recordada es “Lo Que El Tiempo se Llevó” (1953), una historia alternativa en la que el Sur ganaba la Guerra de Secesión. La que ahora comento, “Más Verde de lo Que Creéis” fue su primera incursión en el género tras algunos dramas sociales y trabajos variados como crítico y articulista para diversas publicaciones generalistas.

miércoles, 10 de octubre de 2018

2017- RADIUS - Caroline Labreche y Steeve Leonard


Una de las ventajas de las películas de ciencia ficción independientes y con presupuestos modestos es que el espectador que acude a verlas no sabe lo que se va a encontrar. En el panorama cultural moderno, las páginas web, los podcast y las redes sociales suelen pasarse meses anticipando trailers, chismes, noticias y opiniones infundadas relacionadas con las grandes producciones y las franquicias en boga. El resultado es que muchas veces, se quiera o no, uno entra a ver la película sabiendo ya, como mínimo, las líneas generales de su argumento, los personajes que intervienen y una idea de las escenas más atractivas.

Por eso resulta tan refrescante encontrarse de vez en cuando con películas de las que no se tenía noticia, historias extrañas que han pasado desapercibidas para los voceros de los grandes estudios. De repente, uno se ve inmerso en un viaje a lo desconocido sin tener idea de cuál es la premisa de partida ni hacia dónde va ésta a derivar. Y ese es exactamente el caso de “Radius”, segunda incursión en el fantacientífico del matrimonio compuesto por los canadienses Caroline Labreche y Steeve Leonard (ambos habían firmado previamente “Sans Dessein” (2009, en francés dado que ambos realizadores son francófonos), sobre un hombre que recibe la visita del fantasma de su propio yo del futuro para intentar que cambie su destino).

lunes, 8 de octubre de 2018

Nuevo programa de Los Retronautas



En nuestra cuadragésimo sexta edición nos metemos a fondo con el Decano de la C-F y el conjunto de relatos que conforman su Historia del Futuro. La obra de Heinlein fue revolucionaria para el género y está llena de conceptos e ideas muy interesantes.

Nos acompañan en este viaje el disco "Midnight Blue" de Kenny Burrell y despedimos con "Free Yourself" de Los Canarios. Como es habitual la sintonía es el "Spectre Detector" de los Tiki Tones.


Puedes encontrar el programa en Ivox en este enlace

lunes, 1 de octubre de 2018

1976- -EL HOMBRE QUE CAYÓ A LA TIERRA – Nicolas Roeg



Los años setenta del pasado siglo estuvieron dominados en el cine de ciencia ficción por el pesimismo. Quizá fue por ello que el recorrido comercial de todos los films americanos de ese género estrenados entre “2001: Una Odisea del Espacio” (1968) y “Star Wars” (1977) no fuera tan bueno como hubiera cabido esperar. Muchas de esas películas se centraron en los conflictos que agrietaban la sociedad estadounidense del momento: sociales, raciales, políticos, medioambientales... a lo que se añadía el resentimiento y la desconfianza hacia los militares debido a la Guerra de Vietnam. De una manera u otra, ese pesimismo, malestar y preocupación afloraban en títulos como “Almas de Metal” (1973), “Zardoz” (1973), “THX-1138” (1971), “Cuando el Destino nos Alcance” (1973), “Rollerball” (1975), “La Fuga de Logan” (1976), “2024: Apocalipsis Nuclear (Un Muchacho y su Perro” (1975), “Regreso al Planeta de los Simios” (1970) o “Naves Misteriosas” (1972).

Al obsesionarse con los problemas del hombre como ser social y en su relación con el propio planeta, se dejó de lado uno de los subgéneros hasta esa década favoritos de la CF americana: el alienígena. Lo cual no deja de ser irónico habida cuenta de que este periodo está enmarcado por dos cintas con fuerte presencia extraterrestre: “2001” y “Alien: El Octavo Pasajero” (1979). Aquellas películas que durante esos años sí recuperaron la vida extraterrestre, como “La Amenaza de Andrómeda” (1971) o “Matadero Cinco” (1972), lo hicieron a favor del aislacionismo, no teniendo demasiado interés en profundizar en nada que no fueran los asuntos domésticos estadounidenses. Quizá por eso hizo falta irse a otro país, Gran Bretaña, para ampliar las miras y recuperar al ser llegado de otro mundo. Y hacerlo, además, yendo contra la tradición del subgénero pero conservando la sensibilidad social propia de la década.

viernes, 28 de septiembre de 2018

1985- LA FIEBRE DE URBICANDE – Peeters y Schuiten


Sobre el origen, planteamiento y autores de la saga “Las Ciudades Oscuras” ya hablé en la entrada dedicada al primer volumen de la misma, “Las Murallas de Samaris”, por lo que no me extenderé aquí sobre ello. La segunda entrega, que es la que ahora nos ocupa, fue mucho más ambiciosa y se serializó originalmente en la revista francesa “(A Suivre)” en seis entregas a partir de su número 68 (septiembre de 1983), llegando su edición en álbum dos años más tarde.

domingo, 23 de septiembre de 2018

2004-LAS CRÓNICAS DE RIDDICK – David Twohy


Ya hablé de David Twohy en el artículo dedicado a “Pitch Black” como uno de los directores/guionistas más interesantes de lo que podríamos denominar “gama media” de la CF: historias muy dinámicas, deudoras de la serie B pero con mejores valores de producción. “Pitch Black” (2000) fue su quinta película como realizador y aquélla con la que atrajo la atención de público y crítica. Como ya comenté, se trató de una cinta que combinaba la acción, el terror y la space opera con un ritmo trepidante, una factura visual eficaz y una notable caracterización. Y también puso en la palestra a un actor de etnia ambigua, Vin Diesel, que poco tardaría en ascender a niveles salariales estratosféricos del orden de diez millones dólares.

A la vista del éxito obtenido por “Pitch Black” y con una industria cada vez más cauta con las nuevas ideas y propensa por tanto a explotar productos de rentabilidad probada, era solo cuestión de tiempo que llegara su continuación. Y, efectivamente, cuatro años después se estrena la secuela, “Las Crónicas de Riddick”.

jueves, 20 de septiembre de 2018

NUEVO PROGRAMA DE LOS RETRONAUTAS - TRICORDER


Bienvenidos a la primera edición del Tricorder, un spin-off de Los Retronautas para tratar contenidos posteriores a la Batalla de Yavin y con un plan de vuelo más flexible.

Este primer programa tiene un formato magazine y os vamos a reseñar un montón de productos recientes.

En películas:

- Upgrade (2018).
- Otra Tierra (2011).
- Un Lugar Tranquilo (2018).
- Anon (2018).
- Prodigy (2017).
- Radius (2017).
- Tau (2018).

En cómics:

- La reedición de Deathlok de Panini (2018).
- Carthago (2016- ).
Y en manga/anime:

- Planetes (2003-2004).

Además contamos con las siguientes firmas invitadas:

- Albert Galdor (alias PR17) nos hablará de "7 Hermanas" (2017).

- Oscar Senar (Charrando de Tebeos o Viñetario.com) nos hablará de su primera vez con 2001 a raiz del reestreno en cines del clásico.

- Esther Oliva (Atmosfero Cero) nos hablará de la serie "The Expanse" (2015- ).

- Antonio Monfort ('nuff said) nos hablará de "El Hombre de la Tierra" (2007).

Podéis encontrarnos en este enlace

lunes, 17 de septiembre de 2018

1941- SEXTA COLUMNA / EL DIA DE PASADO MAÑANA – Robert A.Heinlein


En 1941, los Estados Unidos ya habían entrado en la Segunda Guerra Mundial aun cuando la mayoría de sus habitantes sólo tomaran amarga conciencia de ello el 6 de diciembre, cuando las fuerzas aéreas japonesas atacaron Pearl Harbor, marcando el inicio oficial de las hostilidades. Durante todo aquel año, buena parte de Europa había caído en manos de la fuerzas del Eje, Winston Churchill pedía ayuda a sus primos americanos y los japoneses ejercían su poder imperialista en la extensa zona del Pacífico. A buena parte del público americano le pasó inadvertida la emisión de bonos gubernamentales para financiar la creciente fabricación de material bélico; el envío de ayuda a China, que se debatía contra los japoneses invasores, también a Inglaterra y la Unión Soviética; la congelación de activos alemanes e italianos en suelo americano; o la asunción de la defensa de Islandia, hasta ese momento responsabilidad de una Gran Bretaña asediada por las fuerzas de Hitler. Hasta los personajes de ficción tomaban partido. Por ejemplo, nacía el Capitán América como símbolo patriótico luchando contra los nazis desde su número 1, y el heroico Flash Gordon regresaba del planeta Mongo para enfrentarse a la Espada Roja, un trasunto del ejército alemán.

lunes, 10 de septiembre de 2018

2012- MS 1: MÁXIMA SEGURIDAD – James Mather y Stephen St.Leger


El cine francés comprendió hace tiempo que esta industria no puede mantenerse a base de películas de autor por muchos premios que reciban en los festivales. Son necesarias producciones de géneros populares que atraigan masivamente al público a las salas de cine. La recaudación de estas películas más, digamos, “mainstream” es lo que luego financiará productos más personales. Y en este sentido, Luc Besson es un tesoro nacional para el país galo. Besson se labró una reputación dirigiendo películas de acción con mucho estilo y éxito como “Nikita” (1990) o “León el Profesional” (1994) y, ya dentro de la CF, esa extravagancia que es “El Quinto Elemento” (1997) o, más recientemente, “Valerian y la Ciudad de los Mil Planetas” (2018). Besson se ha convertido en una especie de marca de fábrica, sobre todo en lo que a películas de acción, thriller y CF se refiere. Produce, apoya y apadrina a otros realizadores de menos empaque aportando también ideas o incluso colaborando en los guiones. Ese fue el caso de la película que ahora me ocupa, ““MS1: Máxima Seguridad”, dirigida por los otros dos coguionistas de la misma, los noveles James Mather y Stephen Saint Leger, y rodada exprofeso en inglés para tener mejor acceso al mercado anglosajón, algo que consiguió con un grado razonable de éxito.

jueves, 6 de septiembre de 2018

2013- ALMOST HUMAN


J.J.Abrams lleva ya mucho tiempo siendo el “niño de oro” de Hollywood. Su nombre parece ser garantía de éxito –o, como mínimo, de expectación- en todos los productos con los que de una u otra forma aparece asociado: . “Alias”, “Lost”, “Fringe”, “Super 8”, la resurrección de las franquicias de “Misión Imposible” y “Star Trek”, la nueva trilogía de “Star Wars”… En el caso de la serie que ahora comento, “Almost Human”, Abrams participa bajo el epígrafe de productor ejecutivo, un cargo de responsabilidades difusas que tanto puede implicar la supervisión del desarrollo de la serie, aportar financiación o simplemente figurar como reclamo de posibles socios o el público. Pero el verdadero creador del concepto en este caso fue J.H.Wyman, que ya había colaborado en 2009 con Abrams escribiendo y produciendo “Fringe”.

martes, 4 de septiembre de 2018

2011- ATTACK THE BLOCK – Joe Cornish


“Attack the Block” es una producción británico-francesa que en los últimos años ha ido acumulando cierto estatus de film de culto. Supuso el debut como realizador de Joe Cornish, hasta ese momento más conocido en su faceta de humorista con su propio programa televisivo, “The Adam and Joe Show” (1996-2001). Su entrada en el mundo del cine vino de la mano del director Edgar Wright (responsable de parodias de cine de género como “Zombies Party” (2004), “Scott Pilgrim contra el mundo” (2010) o “Bienvenidos al Fin del Mundo” (2013), quien lo apadrinó figurando como productor ejecutivo de esta película. Cornish luego coescribiría el guión de “Las Aventuras de Tintín” (2011) para Spielberg y “Ant-Man” (2015) para Marvel Comics.

viernes, 31 de agosto de 2018

2011- CÓDIGO FUENTE – Duncan Jones




“Código Fuente “ fue una de las películas más esperadas de 2011. En buena medida tal expectación se debía a su director, Duncan Jones (hijo de David y Ángela Bowie), quien en 2009 había sorprendido a todos dando el salto de los anuncios publicitarios al cine con “Moon”, una película de ciencia ficción de bajo presupuesto que había encantado al público y a la crítica incluso en los exigentes foros de los festivales internacionales de cine, llegándosela a comparar con “2001: Una Odisea del Espacio” (1968). Fue una producción que demostró que la ciencia ficción no necesitaba complicados efectos especiales para triunfar sino buenas ideas y actores con talento. La incógnita era si Jones podría mantener el nivel en su segunda película, “Código Fuente”. Publicitada erróneamente como un film de acción, esta coproducción americano-francesa es en realidad un thriller psicológico sobre cómo los soldados y los científicos combaten al enemigo, sea este exterior o interior.

martes, 28 de agosto de 2018

1949- KING OF THE ROCKET MEN


Uno tiende a pensar que ciertas formas de entretenimiento o formatos narrativos, literarios o audiovisuales, son eternos, que siempre han estado y siempre estarán allí. Pero no es así ni mucho menos. Los cambios en la tecnología, las modas, los gustos y la estructura social y económica han tenido mucho que ver con el nacimiento y defunción de ciertos soportes. Pongamos por ejemplo los seriales radiofónicos, inmensamente populares en su momento y que reunían en torno a los receptores de radio domésticos a toda la familia. Hoy están extintos. O los seriales cinematográficos, sucesores de los anteriores y a su vez antecesores ya extintos de las series de televisión modernas.

sábado, 25 de agosto de 2018

1995- JUEZ DREDD – Danny Cannon


El Juez Dredd es uno de los personajes más famosos de la ciencia ficción. Desde su debut en las páginas del nº 2 de la revista de comics británica “2000 AD” en 1977, se convirtió en la estrella de la publicación y reunió en torno a sí un nutrido grupo de seguidores. Fruto de su creciente popularidad fue que las grandes editoriales americanas lo requirieron ya en los noventa para protagonizar crossovers con Batman, Predator o los Aliens. Ese imparable ascenso a la fama internacional culminó con el estreno de una película de 70 millones de presupuesto, que es la que ahora paso a comentar.

martes, 21 de agosto de 2018

1948- SÓLAMENTE UNA MADRE - Judith Merril


A Josephine Juliet Grossman (1923-1997) nunca le gustó demasiado su nombre, así que ni corta ni perezosa decidió cambiárselo por el de Judith con ocasión de su primer matrimonio. Antes de acometer su segundo –con Frederik Pohl, en 1949- se adjudicó también el apellido Merril. Cuando en 1973 obtuvo la ciudadanía canadiense tras una larga trayectoria contestataria y opuesta a la política exterior norteamericana, lo hizo ya como Judith Merril. Fue en primer lugar y sobre todo una aficionada a la ciencia ficción que formó parte del grupo de los Futurianos (en los que militaban también Pohl, Cyril Kornbluth, Isaac Asimov, James Blish o Damon Knight) durante y después de la Segunda Guerra Mundial. Aunque a lo largo de su vida su relación profesional con la CF tuvo que ver sobre todo con la edición (fue la primera mujer, por ejemplo, en lanzar antologías anuales recopilando los mejores cuentos), también escribió narraciones y novelas, aunque su obra nunca fue demasiado extensa.

viernes, 17 de agosto de 2018

NUEVO PROGRAMA DE LOS RETRONAUTAS: LA MÁQUINA DEL TIEMPO


En nuestra cuadragésimo quinta entrega viajamos al siglo XIX para abordar uno de los clásicos fundamentales de la C-F: "La máquina del tiempo" de H. G. Wells. Analizamos en profundidad el libro y revisamos las películas "El tiempo en sus manos" de 1960, "Los viajeros del tiempo" de 1979 y "La máquina del tiempo" de 2002.

Nos acompañan en este viaje el disco "Timewind" de Klaus Schulze, la intro de "Too much time on my hands" de Styx y "Time is on my side" de los Rolling Stones en la despedida. 


Podéis encontrar el programa en este enlace.