viernes, 22 de marzo de 2013

2010-EL LIBRO DE ELI - Hughes Brothers




"El Libro de Eli" es una película desconcertante. Lo fue incluso antes de estrenarse. El trailer sugería poco más que una historia postapocalíptica bastante corriente, una más de la legión que se han realizado desde "Mad Max". El título remitía más a un libro perdido de uno de los profetas menores del Antiguo Testamento que a una película de acción. Por otro lado, lo protagonizaba un actor de tanto prestigio como Denzel Washington, quien además firmaba como productor, lo que apuntaba a la posibilidad de que el film pudiera ser algo más de lo que parecía a primera vista. Es más, se realizó una considerable campaña publicitaria previa a su estreno en las salas de cine en lugar de relegarla directamente al mercado de video.

¿Que podían ofrecer de nuevo los poco prolíficos hermanos Hughes -su anterior película fue "From Hell" (2001)- que hiciera de esta cinta algo diferente? Tras la redefinición del subgénero que supuso la deprimente "La Carretera" (2009) estrenada tan solo dos meses antes, ¿tenía algún sentido una película que planteara un escenario postholocausto más convencional?



La historia nos presenta a un vagabundo solitario (Denzel Washington) que responde al nombre de Eli. Ha estado caminando en dirección oeste por una América postapocalíptica durante treinta años tratando de llegar al mar (no se nos dice por qué tardó tanto). El mundo ha quedado devastado tras una catástrofe ocurrida años atrás. Lo que conocemos por Civilización -ciudades, leyes, autoridad, instituciones, infraestructuras- ha quedado reducido a cenizas. Es un mundo hostil, implacable y violento en el que el agua es un tesoro e impera la ley del más fuerte. Los indefensos parias son acosados y asesinados por bandas de motoristas y saqueadores caníbales. Eli, sin embargo, ha conseguido sobrevivir gracias a su habilidad con los cuchillos, las pistolas, los rifles y el karate.

Cuando llega a un pueblo polvoriento habitado por desesperados viviendo en casas ruinosas y coches oxidados, no tarda en llamar la atención de Carnegie (Gary Oldman), un tirano local que controla el pozo de agua gracias a una banda de matones. Carnegie ordena a la joven Solara (Mila Kunis) seducir a Eli y convencerle para que entre a su servicio. Cuando la muchacha se entera de que Eli lleva un libro en su mochila y se lo cuenta a Carnegie, éste decide arrebatárselo a toda costa, puesto que piensa que le otorgará un poder definitivo en el nuevo mundo.

La primera parte de la película parece inspirada por "La Carretera": la escena de apertura, en un
bosque bañado por cenizas, nos muestra a Denzel Washington llevando una máscara de gas y cazando con ballesta lo que parece un gato mutante sin pelo. Los tonos grises, el fuerte contraste, la ceniza que cae del cielo y el aspecto general de desolación podrían haber sido extraídos de "La Carretera". Lo mismo se puede decir de las siguientes escenas, con el protagonista rebuscando entre las ruinas algo que comer o beber, recorriendo deterioradas y solitarias carreteras o enfrentándose a asaltadores que quieren robarle la comida -o, directamente, comérselo a él-.

Sin embargo, tan pronto como una banda de esos maleantes se encara con Washington en el pueblo, éste se convierte en una máquina de matar. El tono que se ha dispuesto en la primera parte no ha servido más que de preámbulo a una película de acción al estilo “Mad Max”. La descripción del hostil entorno futurista es pronto olvidada y sustituida por la simple acción explosiva.

Esa es la razón de la crisis de identidad que sufre "El Libro de Eli". Da la impresión de que los Hermanos Hughes no tenían muy claro qué tipo de película pretendían hacer: ¿un drama serio y realista? ¿un film de acción? ¿una parábola religiosa? Las escenas de peleas se suceden con rapidez, con Denzel Washington convertido en un super-guerrero que elimina sin sudar a docenas de matones. La mayor parte de esos pasajes están competentemente coreografiados, pero en más de una ocasión fuerzan la mano hasta lo absurdo o directamente estúpido, como cuando el convoy militar llega a una improbable casa en mitad de ninguna parte y su dueño, el anciano interpretado por Michael Gambon, revela un arsenal escondido bajo el sofá. La más irreal de todas es aquella en la que Washington permanece en mitad de una calle mientras los matones de Carnegie le tirotean; no solamente sale ileso a pesar de carecer de cualquier tipo de cobertura, sino que luego los liquida a todos en cuestión de segundos.

Pero es que después de haber dado por sentado que nos encontramos ante una cinta de acción, "El
Libro de Eli" trata de vendernos que en realidad se trata de una alegoría religiosa. Es difícil saber cuál era la verdadera intención de los Hermanos Hughes o del guionista Gary Whitta (antiguo periodista inglés de videojuegos y editor que derivó hacia los comics y el cine. Éste fue su primer guión, escrito en 2006); pero lo cierto es que parece una cinta dirigida al público norteamericano de confesión evangélica que tan bien recibió películas como "La Pasión de Cristo" (2004), "Las Crónicas de Narnia" (2005) o "El Exorcismo de Emily Rose" (2005).

No es algo que se infiera del trailer o la promoción publicitaria pero, una vez que se conoce el final, las señales dispersas por todo el film son fácilmente detectables: Eli bendice la comida, recita oraciones, habla de visiones y voces en su cabeza, sobre la necesidad de dejarse guiar por la fe; y, al tiempo, parece estar protegido por un poder superior, sobreviviendo a ataques y heridas graves. Como su homónimo bíblico, camina por el desierto impulsado por su misión y nombra un sucesor para que la continúe (Solara). Y, como colofón, se nos dice que el alejamiento de la palabra de Dios fue lo que, en último término, provocó el desastre y que en la Biblia reside la esperanza para resucitar la civilización.

Aunque claro, la película también defiende la idea de que la religión y las armas no están en
conflicto. Cuando llegue el fin de la civilización, los "buenos" serán los primeros en morir. Así que, además de a rezar, más vale aprender a disparar, mutilar y estrangular si se quiere sobrevivir. Por esa delgada línea camina Eli, un hombre bueno en un mundo violento. ¿Puede mantener su moral y creencias intactas ante la visión de auténticas aberraciones o matando para sobrevivir? ¿Es compatible con la fe que defiende el denegar ayuda a otros necesitados aunque ello contribuya a llevar adelante su misión? Por otra parte, el film es igualmente provocativo al plantear la autoridad religiosa como instrumento de abusos –aunque este matiz pasó aparentemente desapercibido para los predicadores fundamentalistas americanos.

Son preguntas interesantes y complejas, pero también de difícil conciliación y a las que los directores no dan respuesta, incapaces de profundizar lo suficiente como para aclarar si están lanzando un mensaje coherente con sus propias creencias, diseñando un producto ideal para la América profunda (simultáneamente religiosa y amante de las armas y que acogió la película con el fervor que cabía esperar), o simplemente tratando de dar un giro nuevo a un viejo subgénero. Sea como sea, el resultado en pantalla es ciertamente extraño y el final no es que sea impredecible sino que parece ajeno al resto de la película -por no hablar de que es una copia descarada de los "libros vivos" de "Fahrenheit 451".

Denzel Washington es un gran actor, aunque no todas las películas en las que ha participado han sido
las más adecuadas para desarrollar su capacidad. En esta ocasión, su talento interpretativo es desperdiciado en un papel que podría haber llenado cualquier actor mediocre de grandes músculos y/o conocimientos de kickboxing.

En cuanto a Gary Oldman, siempre es reconfortante volverlo a ver en un papel principal y además ejerciendo de villano, lo que tan bien sabe hacer aun cuando en esta ocasión no sea sino el típico gangster con pretensiones estéticas sentado en una gran mesa y protegido por dos matones, uno gigante de cabeza calva y aspecto cruel (Ray Stevenson) y otro pequeño y desmañado. Tom Waits destaca en su pequeña intervención, como también Jennifer Beals encarnando a un personaje del que quizá se podía haber sacado más partido. Mila Kunis aporta poco aparte de su belleza.

Los hermanos Hughes, Albert y Allen, fotografían esta historia en marrones tostados y azules pálidos, construyendo un mundo árido y polvoriento, achicharrado por un sol inclemente que recuerda al género western. Todo es sucio, decadente y peligroso.

Al final, "El Libro de Eli" es una película que se deja ver. Puede que su mensaje resulte confuso e
inverosímil -sobre todo para quienes no sean firmes creyentes- y que su intento de fusionar el western, la espiritualidad y las artes marciales con mensaje no se culmine con éxito. Pero desde el punto de vista del cine de acción, el film sabe mantener la atención del espectador y hay poco espacio para el aburrimiento. Y, no menos importante, es una película más vibrante que "La Carretera". Aquí vemos el horror de un mundo destruido y los más bajos instintos humanos, pero de alguna forma el seguro y sereno Denzel Washington se antoja más cercano y reconfortante que el trastornado y tambaleante Viggo Mortensen.

14 comentarios:

  1. The Book of Eli es un película que podemos llamar entretenida y que se deja ver, si suspendemos por un rato la lógica (por algunos fallos argumentales) y nos entregamos simplemente a la distracción, pero supongo que tampoco debemos de ser demasiado exigentes, aun así se agradecen las actuaciones y el trabajo de producción no es nada malo, yo si la recomiendo (de hecho la tengo en mi videoteca) y lo que opino a nivel personal es que no les hubiera costado a los creativos hacer algo mas "sofisticado" y que tal vez hubieran logrado una mucho mejor obra ..... saludos.

    ResponderEliminar
  2. Podrías escribir algo sobre la película Fantastic Voyage: http://elbuchedegusanos.blogspot.com/2012/12/viaje-fantastico-1966-vose.html

    ResponderEliminar
  3. DE acuerdo. Apunto la petición y en breve tendrás la reseña. Un saludo y gracias por visitarme

    ResponderEliminar
  4. Me gustó. Es cierto, parece dirigida al público evangélico. Después de todo, Denzel lo es y quizás quiso participar en un film de esta naturaleza. ¿Por qué dices "pastores fundamentalistas"? Cualquiera que tenga fundamentos, es "un fundamentalista" en tanto y en cuanto fundamente sus opiniones. Regresando al film, a mi se me ocurre que esta película tiene mucho de escatología protestante sobre todo, dispensacional y milenialista. Sería largo ennumerar aquí todas las corrientes teológicas futuristas pero me llamó la atención que cuadra con quienes adhieren a la Gran Tribulación del final de los tiempos. Saludos, buen blog.

    ResponderEliminar
  5. Hola Marc. Gracias por tu aportación. Aunque no es un debate que se ajuste al tema de este blog, cuando se utiliza el término "fundamentalismo" en el ámbito religioso no se refiere a la existencia de fundamentos, sino a la interpretación literal de sus textos sagrados o fundacionales, prefiriendo obviar el significado alegórico o la verosimilitud científica. Demasiado a menudo, esta fe ciega deriva en intransigencia, elevando dicho libro (con sus doctrinas y máximas) por encima de cualquier otra autoridad moral o incluso política. Por otra parte, aunque siempre me ha parecido una fusión incómoda la de religión y ciencia ficción pero, aún así, ha sido algo frecuente en la historia del género (en una próxima entrada comentaré como ejemplo las obras de ciencia ficción de C.S.Lewis). Aún así, esta película me parece que, más que integrar un aspecto religioso en la ciencia ficción, tiene más de apología cristiana que otra cosa. De todas formas, como indico, se deja ver y como película de acción resulta competente.

    ResponderEliminar
  6. A mi me encantó la primera vez que la vi, me fascinó la segunda, mucho más atenta... Y la tercera... Se gravo en mi memoria. Al margen de religión, de si se podía haber hecho mejor o si se parece descaradamente a otras.

    ResponderEliminar
  7. A mi me gustó la primera vez, me fascinó la segunda, y se me antojó mucho mejor la tercera vez que la vi. Al margen de religión, si se parece otras o si podía estar mejor realizada. En mi opinión... Muy buena

    ResponderEliminar
  8. Primeramente gracias por sus aportaciones que me hacen formarme un criterio mas solido respecto a las posibles intenciones del film, cabe mencionar que como cinèfilo promedio, pude alcanzar a ver con simple y llana atención que la propuesta es la de un nuevo redentor y discípulo ¡Un nuevo Noe... post-apocalíptico! que asume haber escuchado la voluntad de los cielos a través de la Fe como única esperanza y así mismo recibir ayuda contra todo mal, que le pudiese impedir cumplir su propósito, sin remordimiento alguno ya que únicamente yacía en él, la sola propuesta de llevar el libro sagrado hacia su lugar de destino final, no teniendo porque entrometerse ni tomar el rol de justiciero o defensor de los oprimidos, ese no era asunto suyo, es por eso que evitaba a toda costa distraerse o relacionarse con las personas, su juego era andar solitario y pasar desapercibido, sin embargo las situaciones parecieran de alguna manera querer sortear su destino y hacerle poner a prueba su Fe y la determinación única y justificada en toda medida hacia su encomienda pero aun así con muestras claras de revelaciones para poder aceptar la ayuda de terceras personas y ver que su camino de oscuridad estaba iluminado por aquellas personas que inconscientemente tenían inclinación hacia el lado humanitario y desinteresado del cual habla la misma biblia, esas personas eran la chica y el sujeto quien la pretendía a pesar de estar bajo circunstancias opuestas a las de sus propias convicciones deja entre ver que cualquier persona que busca respuestas, así como confrontar sus temores y aliviar el pesado yugo de la injusticia puede estar dispuesta a arriesgarlo todo por conseguir una oportunidad que pueda liberar a todo un pueblo hundido en la perdición la desigualdad y el olvido, haciendo que la esperanza se vuelva cada vez mas una realidad elegida por convicción propia y por ende un salvavidas redentor del espíritu humano aunque este acto de Fe requiera un sacrificio para apoyar a la causa tal y como Jesús lo hiciera por nosotros no sin antes haber dejado la enseñanza, la tarea de seguir motivando a los hombres para cumplan la tarea interminable que les permita dejar este mundo con la promesa de alcanzar el propósito por el cual vivieron vivir esa nueva vida en la tierra prometida, nuestra tarea es aquí y nuestra recompensa viene después de la resurrección de la muerte. *********Es un mensaje claro de que aunque el mundo siempre termine mal, la respuesta, la esperanza y la promesa de vida están siempre en el camino que nadie desea tomar, el camino que todos hacemos imposible y que sin embargo siempre esta al alcance de quien quiera tomarlo a pesar de las adversidades porque ese es el único camino que nos hace y nos seguirá haciendo libres por convicción propia*********** religiosos o no el objetivo es el mismo y jamas debe de abandonarse asì tengamos que caminar mas de 30 años para alcanzarlo incluso toda una vida! algún día la humanidad entera entenderá el mensaje y empezara a vivir de verdad y en ese momento ya no habrá necesidad de morir ya no tendría sentido la muerte! bueno a esperar sus criticas y comentarios saludos a los lectores!

    ResponderEliminar
  9. Aunque no tenga sentido comentar un post hecho hace casi un año, debo decir que concuerdo con tus opiniones respecto a la película; es entretenida pero podría haber desarrollado mejor el tema religioso, después de todo Eli y el personaje de Gary Oldman representan dos formas opuestas de ver a la religión.
    A Eli la religión no sólo le da un propósito mantenerse vivo, sino que lo motiva a no conformarse con sobrevivir, a ayudar a los demás y tratar de ser una buena persona (en definitiva, lo mantiene humano). El personaje de Oldman, por otro lado, considera a la religión como la mejor herramienta que existe para controlar y manipular a las personas, un arma que le permitirá esclavizar a las gente y probablemente expandir no sólo su dominio territorial (aunque el alcance de sus ambiciones no queda claro) sino también volver más profundo su dominio sobre las personas, sus pensamientos, aspiraciones y su vida en general.
    Es un conflicto que merecía explorarse más. Por cierto, me encanta tu blog y quería recomendarte "Fragment" de Warren Fahy sí no lo has leído (creo que en la traducción al español lo llamaron "Henders"); es una interesante versión moderna del subgénero de los Mundos Perdidos.
    Saludos

    ResponderEliminar
  10. Gracias por tu recomendación, Mario Ángel, Queda anotada para una siguiente lectura. Un saludo.

    ResponderEliminar
  11. Me encanta la pelicula, es una historia post apocaliptica muy entretenida, y seguramente solo los mas creyentes podremos entender algunos momentos de la pelicula muy "fantasiosos" y que para otro tipo de peliculas podrian ser inverosimiles y faltos de credibilidad.

    Eli logra realizar todas sus acciones maravillosas por que un ser superior lo guia a traves de todos los problemas que pasa, y la manera como se explora la religion desde el punto de vista del villano es genial, pues para mucho hoy en dia es solo una medio para fines menos evangelizadores y puros.

    ResponderEliminar
  12. Una pregunta, sabeis si va a ver segunda parte??? Centrada la pelicula en mila kunis :)))

    ResponderEliminar
  13. Muy buena película. Contribuye a entender más el significado de la fe. ¡Saludos!

    ResponderEliminar
  14. La película me pareció entretenida, el poso que me quedo tras visionarla era que Denzel Washington era el nuevo mesías, pero su imagen es manipulada al mostrar que el único modo de convencer a la población es la religión, por lo que da la sensación de que es una critica a la sociedad actual que en su mayoría necesita una fe ciega para avanzar, mostrando al ser humano como una criatura ególatra y sin alma. Supongo que cada uno se queda con lo que quiere.
    Muy bueno el Blog. Un saludo.

    ResponderEliminar