sábado, 6 de junio de 2009

1820- Symzonia (Capitán Adam Seaborn).

Esta es la primera y la más extraña de las novelas pertenecientes al subgénero de "Tierras Huecas". A principios del siglo XIX, John Cleves Symmes propuso su Teoría de las Esferas Concéntricas, según la cual nuestro planeta está hueco y es habitable por dentro, existiendo acceso a su interior en ambos polos. Aunque apoyó su hipótesis con entusiasmo e intentó reunir fondos para una expedición que la confirmara, no tuvo éxito. Sin embargo, sus ideas germinaron en un mundo muy diferente, el literario. No cabe duda que se trataba de un concepto con grandes posibilidades que inspiraría docenas de relatos, el más conocido de los cuales sería "Viaje al Centro de la Tierra", de Julio Verne, publicado bastantes años después, en 1864.


"Symzonia" fue la primera novela basada en las teorías de Symmes y hay quien sostiene que fue su verdadero autor, aunque este extremo no ha llegado a demostrarse. Fue también la primera novela útópica norteamericana y un clásico de los relatos de navegación. El narrador, el capitán Seaborn, comienza una expedición similar a la soñada por Symmes: a bordo de un barco de alta tecnología construido sin componentes metálicos para evitar influencias magnéticas, el marino se interna en las aguas sin cartografiar del Oceáno Antártico.

Acaban penetrando por el pasaje antártico hacia el interior de la Tierra hasta llegar a sus profundidades, que Seaborn reclama para los Estados Unidos y bautiza como Symzonia. Encuentran allí una sociedad utópica gobernada por una aristocracia benevolente que se ha librado de sus individuos más molestos exiliándolos en una lejana colonia (que podría estar localizada fuera del planeta). Los symzonianos cuentan con vehículos aéreos, barcos con propulsión a chorro, trajes ignífugos tejidos con tela de araña y una misteriosa arma de destrucción masiva. Al final, expulsan a Seaborn y su tripulación hacia el mundo exterior y tras una serie de accidentes en el viaje de vuelta al hogar, todas las pruebas de la existencia de Symzonia se pierden.

Las teorías de Symme (que no eran completamente nuevas, el famoso astrónomo Edmund Halley había sido el primero en lanzar la idea) tuvieron una considerable influencia sobre otra de las novelas clave de la proto-ciencia ficción: "Las Aventuras de Arthur Gordon Pym" (1838) de Edgar Allan Poe.

Nota: Este libro se ha reeditado sólo una vez desde 1965 y actualmente es casi imposible de conseguir. Existen copias escaneadas de facsímiles disponibles en Internet.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada